Las Radionovelas, un formato que vuelve a ser tendencia

La radio es un mundo muy competitivo. Por ello es necesario estar siempre innovando no solo en lo que concierne a la plataforma tecnológica para que la misma permita que los usuarios puedan escucharla durante las 24 horas del día, desde cualquier parte del mundo, sino también, en lo que a programación de calidad se refiere.

La radio crece a la par de la tecnología

Para conocer de historia en el mundo de las comunicaciones, no hace falta sino retroceder en el tiempo un par de lustros para entender cómo la radio ha tenido esa cercanía e intimidad con los usuarios. En sus inicios, solo se escuchaba en cierto lugar de la casa – generalmente en la sala familiar – posteriormente, gracias a la tecnología, se pudo escuchar en los automóviles y en las radios portátiles.

Con el crecimiento de internet, ya era posible seguir escuchando la emisora de siempre a través del computador y hoy se puede caminar por la calle con el teléfono inteligente y escuchar con la ayuda de un par de auriculares, su programa de radio favorito en el celular.

La radionovela renace

Al mismo ritmo del cambio tecnológico, debe moverse la programación y la producción de espacios en la radio. Y es allí cuando se ha desempolvado un viejo formato atractivo y que en el pasado, supo ganar oyentes fieles: la radionovela.

Un ejemplo típico de este formato de producción radial fue la radionovela

El derecho de nacer, que fue una radionovela cubana muy seguida durante los años cuarenta y principios de los cincuenta. Actualmente hay emisoras que han desempolvado este viejo recurso para conquistar nuevas audiencias de curiosos y conservar a sus oyentes más nostálgicos. La diferencia principal es cómo se aborda esta nueva versión, la cual gira en torno a la realidad de la audiencia y no a la fantasía del escritor, y también la duración de la misma, ya que es mucho más corta.