La forma en que se sustenta una estación de radio es principalmente por la venta de publicidad. Es por ello, que en cada estructura organizativa de las estaciones de radio hay un departamento que se dedica a la búsqueda de clientes y patrocinantes.

Agencias que contratan espacios en la radio

El departamento de marketing y publicidad contacta a la estación de radio para contratar un espacio publicitario. En ese caso, pueden elegir a los locutores o personalidades para que recomienden el producto en un programa determinado que tenga muchos oyentes. Este tipo de publicidad es muy efectiva si se escoge al comunicador ideal para el producto.

Intercambios comerciales

Los emprendedores que no tienen tanto presupuesto también pueden promocionar su marca a través de la estación de radio local. En este caso, la emisora negocia con el emprendedor una suerte de intercambio o promoción en el espacio radioeléctrico a cambio de productos o servicios.

Esta modalidad, se aplica en el caso de promociones puntuales de eventos pequeños, alianzas con organizaciones no gubernamentales y emprendedores sociales.

Cuñas o jingles

La cuña es una grabación corta que se puede hacer en vivo o ser grabada previamente. Una vez realizado o definido el micro sonoro publicitario, el cliente debe definir en base a sus necesidades y a su presupuesto, si desea que la misma suene de manera rotativa o promocional:

  • Rotativa: La cuña aparecerá cierta cantidad de veces durante el día (6 u 8) sin que necesariamente esté ligada a un programa en particular.
  • Promocional, ésta sonará únicamente mientras esté al aire ese programa, sonando tanto en la entrada, como en la salida del mismo. Incluso existe la modalidad de no grabarse una publicidad, sino que la misma sea leída por el conductor del programa.

Productos que patrocinan programas temáticos, concursos, alianzas y más. El espectro radial tiene espacio para todos los que deseen promocionar una marca.