La radio se reinventa y ofrece más beneficios a sus usuarios

Cuando décadas atrás se pensaba que con la llegada de internet la radio desaparecería, hubo gente optimista que apostó a que sucedería todo lo contrario. En lugar de emigrar de la radio tradicional y buscar otras opciones de negocios, lo que hizo la industria fue encontrar en internet una forma de desarrollar aún más el negocio de la radio.

La creación de sitios web para promocionar los programas radiales fue un primer paso. Posteriormente, comenzaron a transmitir vía internet incluso con un plus que no tenía la radio tradicional: transmisión de video desde la cabina de la estación para que los oyentes pudieran saciar su curiosidad acerca de cómo lucían o qué hacían los locutores mientras trabajaban. La intimidad de la radio se potencia, porque el oyente se siente parte de todo el proceso.

Y ahora las radios online se convierten en una oportunidad de negocio cada vez más desarrollada, gracias a la tecnología de los smartphones o móviles inteligentes. La cercanía con el oyente, no solamente cuando conduce un coche o escucha la radio desde su casa, hoy esa posibilidad está al alcance de la mano. Ahora la radio se puede escuchar desde cualquier parte de la ciudad siempre y cuando tengan un móvil inteligente a la mano, con aplicaciones muy fáciles de utilizar.

Entonces, además de los fieles oyentes que continúan con su forma tradicional de sumergirse en la radio, están los nuevos usuarios que se conectan a través de internet y de sus teléfonos inteligentes. Esta tendencia no para de crecer, porque la radio lejos de desaparecer, cada vez encuentra más formatos que se adaptan a los gustos y perfil de su usuario. No solamente de avances tecnológicos se trata, sino de innovación en la forma de presentar su programación, la cual cada vez busca identificarse más con sus oyentes.